miércoles, 6 de enero de 2010

Puertas para grandes almacenes

Barcelona, año , anuncio en el periódico buscando gente para "nuevos grandes almacenes". Como por aquella fecha abrían un nuevo Corte Inglés, llamé y fui a la entrevista.

Un local pelado escondido por detrás de la Plaza de Espanya, la música a todo trapo, muy molesta, diez personas en una habitación con una chica con un ordenador apagado pintándose las uñas, y una escalera de donde venían voces de alguien arengando y gritos al unísono de gente respondiendo, parecía una secta en pleno ritual.

Vamos subiendo uno a uno, y un tipo bajito, gordito, calvo y con traje, te apretaba con la mano sudorosa hasta reventar. Te explica las maravillas del trabajo, que vas a ir con un formador de paseo y ya te contarán después el resto. Todos los formadores con traje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario