domingo, 26 de octubre de 2014

Trucos para no olvidar la llave dentro

Desde luego que con esos modales celebro que no les dejen entrar. Primero seamos educados, y luego exijamos. Lo edito, es que el medio es de Argentina. Por otro lado, el control exije cosas ridiculas: a mi me exijieron demostrar que conocia a mi novio presentando una foto de ambos Y luego, si no cumples los rquisitos, ¿hay derecho a maltratarte? Si hay alguien que puede probar que te alojará y se pone a disposición de que lo controlen mientras este en españa ¿aún asi deben rechazarte? tu serias muy educado en esa situación no?  Me pusieron un abogado de juguete, me sacaron los anteojos porque decían que el vidrio era peligroso, me quitaron el remedio para el asma, no me dejaron demostrar el respaldo de mi tarjeta de crédito, tuve que hablar por un teléfono intervenido, hasta apareció un policía que quiso seducirme"

 Menos mal que este era el que iba a dar la cara En pueblos como Hernani, Astigarraga, Usurbil etc.. la gente ya está mas que acostumbrada y está asumido como una tara más de esta vida que hay que cumplir como hacer las camas, tirar de la cadena, regar las plantas etc.. ¿Nunca te ha pasado que antes de salir de la zona de embarque con las maletas, se te pone enfrente uno de la Guardia Civil y te pregunta de donde vienes? Dependiendo de que pais venga tu vuelo, son fuentes de proveniencia de estupefacientes. No hay mucho que argumentar respecto a un palurdo que se cuelga de una farola. Es una estupidez y punto.

 Yo un dia se me kedo la lalve por dentro. Llame a varios cerrajeros les explike la situacion y ninguno me kiso Dar precio, Eso si si venian abriera o no cobraban algo. Recuerdo que no hace mucho, apenas un mes, vino un comercial a casa, de estos de Gas Natural. A la mujer de enfrente, una viuda de edad avanzada, la habían timado dos veces ya y claro está, ya ni les abre, y no se molesta en disimular o fingir que no está en casa, ella sigue haciendo sus cosas e ignora por completo al de la puerta así que cuando llamó a la mía, ya suponía que iba a tener que echar el resto y nada más abrirle (tonta de mí, pensé que serían mi mami o mi cuñado, que tenía que venir con mi sobri, y abrí sin mirar), la ametralladora

No hay comentarios:

Publicar un comentario